Sahara

Soy quien nunca fui. an-helante me arrastro entre los escombros de una explosión que apenas hace tiempo soñaba reclinado en tu regazo de dátiles y uvas. Tú, velo del vientre de una diosa me acaricias con dedos de seda y lino. 

Mi camello-deseo abreva en tu ombligo puro. Poco a poco, su lengua ardiente pone heladas tus entrañas de Sahara.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página Principal